docerosas.com.

docerosas.com.

Cómo hacer una guirnalda de flores para el pelo

Para cualquier amante de las flores, hacer una guirnalda de flores para el pelo es una actividad maravillosa y relajante que se puede disfrutar en cualquier época del año. Ya sea para una boda, una fiesta temática o simplemente para un día soleado en el jardín, las guirnaldas de flores pueden ser un accesorio encantador y natural que realza cualquier atuendo. Si quieres aprender a hacer tu propia guirnalda de flores, ¡sigue leyendo!

Materiales necesarios:

- Flores frescas o secas (pueden ser varias especies y colores)
- Alambre fino (de floristería)
- Cinta de floristería (verde)
- Tijeras
- Alicate
- Una cinta o lazo

Paso 1: Selecciona las flores
Lo primero que debes hacer es elegir las flores que utilizarás para tu guirnalda. Puedes mezclar diferentes especies y colores para lograr una combinación encantadora. Las flores más comunes para hacer una guirnalda son las margaritas, las rosas, las camelias, los claveles, los girasoles y las peonías. Es importante que las flores estén frescas para asegurarte de que se mantengan vivas durante el mayor tiempo posible.

Paso 2: Prepara el alambre
Corta un trozo de alambre de floristería de aproximadamente 50 centímetros de largo y cúbrelo con la cinta de floristería. Estiralo suavemente para que la cinta se adhiera bien al alambre y tenga un aspecto uniforme. Será este alambre el que sostendrá las flores.

Paso 3: Añade las flores
Empieza a colocar las flores en el alambre. Para ello, asegúrate de dejar unos 15 centímetros sin flores en los extremos para poder atarlos. Coloca la flor en el alambre y gira el alambre alrededor del tallo de la flor varias veces para asegurarte de que no se caiga. Haz lo mismo con la siguiente flor, asegurándote de que estén juntas y que los tallos estén en el mismo sentido. Repite este proceso hasta que la guirnalda esté del tamaño que desees.

Paso 4: Ajusta y decora la guirnalda
Una vez que hayas añadido todas las flores, ajústalas con cuidado para que todas estén bien en su sitio y de forma uniforme. Puedes ajustar las flores simplemente girando el alambre para que queden en el ángulo y posición deseada. Si quieres, puedes añadir algunos detalles decorativos como ramitas, hojas o astilbe para darle un toque más rústico o bohemio.

Paso 5: Ata las puntas
Ata los extremos del alambre con un nudo fuerte y corta el excedente de los tallos. Asegúrate de que los extremos queden escondidos debajo de los tallos para que no sobresalgan. Si deseas, puedes decorar los extremos con una cinta o lazo para disimular el nudo y darle un acabado más refinado.

¡Listo! Ahora tienes tu propia guirnalda de flores para el pelo lista para usar. Para que dure lo máximo posible, es recomendable mantenerla en lugar fresco y libre de humedad. Puedes guardarla en el congelador envuelta en papel de periódico o en una bolsa de plástico para que se mantenga fresca más tiempo.

Conclusión:

Hacer una guirnalda de flores para el pelo es una actividad sencilla y gratificante para cualquier amante de la naturaleza y de la jardinería. Puedes utilizar flores frescas o secas y combinar varias especies para lograr una combinación única y encantadora. Con los materiales adecuados, cualquier persona puede hacer su propia guirnalda de flores y disfrutar de la belleza de las plantas de una manera diferente y creativa.