docerosas.com.

docerosas.com.

Jardines verticales de interior: cómo hacerlos

Los jardines verticales de interior son una tendencia muy popular en la decoración de interiores. La idea de tener una pared llena de plantas es muy atractiva, y además ayuda a purificar el aire de la habitación. En este artículo te explicaremos cómo hacer un jardín vertical de interior paso a paso.

Materiales necesarios:

- Placas de poliestireno expandido o corcho blanco.
- Plantas de tu elección.
- Macetas pequeñas.
- Clavos o ganchos para colgar las placas.
- Tierra para macetas.
- Cuchillo.
- Pegamento.

Paso 1: Elige el lugar donde colocarás tu jardín vertical. Es importante que sea un lugar con suficiente luz natural, pero sin luz directa del sol, ya que puede dañar las plantas.

Paso 2: Selecciona las plantas que quieras usar. Es importante elegir aquellas que se adapten a la luz y clima que tendrán en tu hogar. Las plantas de sombra son una buena opción para un jardín vertical de interior.

Paso 3: Prepara las placas de poliestireno o corcho blanco. Puedes utilizar una hoja de papel para hacer una plantilla del tamaño de las placas. Luego, corta las placas con un cuchillo siguiendo la forma de la plantilla.

Paso 4: Une las placas con pegamento y espera a que se sequen. Si utilizas placas de poliestireno, puedes unirlas con un pegamento especial para este material. Si usas corcho blanco, una opción es utilizar silicona caliente.

Paso 5: Añade las macetas a las placas. Para ello, haz agujeros en las placas donde irán las macetas. Es importante que los agujeros sean del tamaño justo para que las macetas queden firmemente sujetas.

Paso 6: Coloca las plantas en las macetas y llénalas con tierra para macetas. Asegúrate de dejar suficiente espacio en las macetas para que las plantas puedan crecer.

Paso 7: Cuelga las placas en la pared con clavos o ganchos. Es importante que los ganchos o clavos estén firmemente sujetos en la pared para evitar accidentes.

Paso 8: Riega las plantas regularmente. Es importante que las plantas tengan suficiente agua, pero sin excederse ya que el exceso de agua puede dañar las raíces.

Conclusión:

Felicidades, has creado tu propio jardín vertical de interior. Ahora puedes disfrutar de una pared llena de plantas que además de ser bonitas, purifican el aire de tu hogar. Recuerda mantener tus plantas sanas y felices dándoles el cuidado necesario y no dudes en añadir o cambiar plantas según tus gustos y necesidades. ¡Disfruta de tu jardín vertical de interior!