docerosas.com.

docerosas.com.

Cómo añadir color y textura a un jardín de bajo mantenimiento

Introducción

Los jardines de bajo mantenimiento son una excelente opción para aquellos que quieren disfrutar de un espacio verde sin tener que dedicar demasiado tiempo y esfuerzo a su cuidado. Sin embargo, a menudo los jardines de bajo mantenimiento pueden parecer un poco "aburridos" o "monótonos", ya que suelen optar por plantas y flores que no requieren demasiada atención. Si estás buscando añadir color y textura a tu jardín de bajo mantenimiento, estás en el lugar adecuado. En este artículo, te enseñaremos cómo conseguirlo.

Elige las plantas adecuadas

La elección de las plantas es clave a la hora de añadir color y textura a un jardín de bajo mantenimiento. Opta por plantas que no necesiten muchos cuidados, pero que aporten una gran vistosidad. Elige plantas con flores de colores brillantes y follaje variado para conseguir un efecto más dinámico.

Plantas con flores de colores brillantes

  • Dalias
  • Girasoles
  • Margaritas
  • Lavanda
  • Rosas

Plantas con follaje variado

  • Hiedra
  • Helechos
  • Artemisa
  • Menta
  • Hostas

Crea contraste con texturas

No todas las plantas son iguales, y de la misma forma, no todas las texturas son iguales. La elección de plantas con distintas texturas puede crear un efecto espectacular en tu jardín. Una combinación de plantas con flores y plantas con follaje tupido puede dar un contraste armonioso.

Texturas suaves

  • Helechos
  • Lavanda
  • Crisantemo

Texturas duras

  • Piedras decorativas
  • Piedras naturales
  • Paredes de ladrillo

Juega con la altura de tus plantas

Otra forma de crear interés visual es jugando con la altura de tus plantas. Incorpora algunas plantas más bajas junto a otras más altas. Esto dará una sensación de profundidad y hará que tu jardín parezca más grande de lo que es.

Crea un camino de grava

Si tienes espacio suficiente en tu jardín, considera crear un camino de grava. Esto no solo añadirá textura a tu jardín, sino que también será una forma práctica de moverse por él.

Introduce elementos decorativos

No todo se trata de plantas en un jardín de bajo mantenimiento. Introduce algunos elementos decorativos como estatuas, fuentes o jardineras. Esto añade un toque personal a tu jardín y lo hace más acogedor.

Conclusión

Crear un jardín de bajo mantenimiento no significa que tengas que sacrificar la belleza y la vistosidad. Con la elección adecuada de plantas, la combinación de texturas, la altura y la introducción de elementos decorativos, puedes lograr un jardín hermoso y de bajo mantenimiento que te haga sentir orgulloso.