docerosas.com.

docerosas.com.

Cómo crear un jardín vertical

Introducción

Si estás buscando una manera creativa de añadir un poco de vida a tu hogar o espacio de trabajo, crear un jardín vertical puede ser una excelente opción. Los jardines verticales son una forma innovadora de hacer uso del espacio limitado, así como una excelente manera de purificar el aire y añadir un toque de color y belleza natural a cualquier espacio. En este artículo, te guiaremos a través de los pasos necesarios para crear tu propio jardín vertical.

Paso 1: Escoger la localización de tu jardín vertical

Lo primero que debes hacer es escoger la localización para tu jardín vertical. Debes buscar un lugar que reciba abundante luz natural. También es importante considerar el acceso al agua y la ventilación en esta área, ya que las plantas necesitan de ambos elementos para prosperar.

Elegir entre un jardín con luz directa o indirecta

Es importante tener en cuenta que aunque algunas especies de plantas prefieren la luz directa, otras necesitan una exposición más moderada. Por lo tanto, debes seleccionar las plantas que se adaptan mejor a la cantidad de luz que recibe el lugar donde piensas colocar tu jardín vertical.

Considerar la ubicación

Otro aspecto importante a tener en cuenta en la elección de la location es el clima y temperatura, ya que éstos pueden afectar el crecimiento de las plantas. Si planeas colgar el jardín vertical en la pared, asegúrate de considerar el peso total de las plantas, el contenedor y el sustrato.

Paso 2: Escoger las plantas y los contenedores

Una vez que hayas seleccionado la localización adecuada para tu jardín vertical, el siguiente paso es elegir las plantas y los contenedores para tu proyecto. Hay varias opciones para ambas cosas, y es importante elegir aquellas que se adapten bien al entorno donde piensas colocar el jardín.

Escoger las plantas

A continuación te mencionamos algunas plantas que podrían ser excelentes opciones para tu jardín:
  • Helechos
  • Pothos
  • Plantas suculentas
  • Arboles frutales

Elegir los contenedores

Los contenedores para un jardín vertical pueden ser comprados o artesanales. Si tienes un presupuesto limitado, puedes optar por hacer tus propios contenedores a partir de recipientes de plástico reutilizados o tazas de café.

Paso 3: Preparar tu jardín vertical

Una vez que hayas seleccionado las plantas y los contenedores para tu proyecto de jardín vertical, es importante preparar todo antes de comenzar la instalación.

Preparar los contenedores

Cada contenedor debe tener agujeros de drenaje, de lo contrario el agua se acumulará en el fondo de las macetas y las raíces de las plantas podrían pudrirse. También es importante colocar un sustrato apropiado en cada recipiente para que las raíces tengan una buena base firme.

Preparar las plantas

Es importante mantener las raíces de las plantas mojadas mientras las preparas para el jardín. Si las raíces se secan, podrían morir durante el trasplante. También es importante tener en cuenta el tamaño de las plantas al momento de acomodarlas en los contenedores.

Paso 4: Instalar tu jardín vertical

Una vez que todo esté listo, es momento de instalar tu jardín vertical en el lugar seleccionado. Es importante asegurarse de que el contenedor esté colocado firmemente en su posición y de que esté nivelado.

Colgar tu jardín vertical

Si estás colgando tu jardín vertical, debes asegurarte de usar un soporte fuerte y resistente que pueda soportar el peso total de las plantas y el sustrato. También es importante colgar los contenedores de manera segura y nivelada.

Configuración de riego

El riego es fundamental para el éxito de tu jardín vertical. Para asegurarte de que tus plantas estén recibiendo la cantidad adecuada de agua, debes instalar un sistema de riego adecuado. Esto puede ser tan simple como rociar las plantas con agua manualmente cada día o configurar un sistema de riego con temporizador.

Paso 5: Cuidado y mantenimiento de tu jardín vertical

Una vez que hayas instalado tu jardín vertical, es importante cuidarlo adecuadamente para asegurarte de que tus plantas estén creciendo fuertes y saludables.

Regar adecuadamente

Como mencionamos anteriormente, el riego es fundamental para el éxito de tu jardín vertical. Es importante asegurarte de que tus plantas reciban la cantidad adecuada de agua y de que el sustrato no se seque.

Podar las plantas regularmente

Podar tus plantas regularmente es importante para mantener su salud y forma. Quita las hojas y ramas secas o amarillentas y asegúrate de mantener un equilibrio en el crecimiento de la planta.

Monitorear la luz y la temperatura

Es importante monitorear la cantidad de luz y la temperatura en el lugar donde está tu jardín para asegurarte de que tus plantas estén recibiendo las condiciones adecuadas para prosperar.

Conclusión

En resumen, crear un jardín vertical puede ser una excelente manera de añadir un toque de naturaleza y belleza a cualquier espacio de tu hogar o trabajo. Al seguir los pasos mencionados en este artículo, podrás crear tu propio jardín vertical y cuidarlo adecuadamente para asegurarte de que tus plantas crezcan fuertes y saludables. Esperamos que hayas encontrado esta guía útil e informativa. ¡Feliz jardinería vertical!