docerosas.com.

docerosas.com.

Cómo hacer compost con estiércol de animales

Introducción

El compost es un abono orgánico que se utiliza para fertilizar las plantas y proporcionar nutrientes a la tierra. Es una práctica muy común en la jardinería y la agricultura, ya que nos permite reciclar los residuos orgánicos y convertirlos en un recurso valioso para el suelo. En este artículo hablaremos sobre cómo hacer compost con estiércol de animales. El estiércol es una fuente de nitrógeno y otros nutrientes que puede mejorar de manera significativa la calidad del compost. Sin embargo, es importante tomar en cuenta algunos cuidados para asegurarnos de que el compost no contenga patógenos o sustancias tóxicas.

¿Por qué hacer compost con estiércol de animales?

El estiércol de animales es una fuente de nutrientes valiosos para el suelo. Contiene nitrógeno, fósforo y potasio, así como otros elementos esenciales para el crecimiento de las plantas. Además, el estiércol es rico en microorganismos benéficos que pueden incrementar la actividad biológica del suelo. Cuando hacemos compost con estiércol de animales, estamos convirtiendo los residuos orgánicos en un abono que podemos utilizar para fertilizar las plantas y mejorar la salud del suelo. El compost puede ayudar a retener la humedad, mejorar la estructura del suelo y promover el crecimiento de microorganismos beneficiosos.

Cuidados al hacer compost con estiércol de animales

Es importante tomar en cuenta algunos cuidados al hacer compost con estiércol de animales para evitar la propagación de patógenos o sustancias tóxicas. Algunos de los cuidados que debemos considerar son los siguientes:

1. Selección del estiércol

Es importante seleccionar el estiércol adecuado para hacer compost. El estiércol fresco puede contener patógenos y sustancias tóxicas que pueden ser dañinas para las plantas y los seres humanos. Por lo tanto, es recomendable utilizar estiércol que haya estado almacenado durante al menos 6 meses.

2. Proporciones adecuadas

Es importante mantener las proporciones adecuadas de los materiales en el compost. Una mezcla adecuada de estiércol, restos de plantas y otros materiales orgánicos puede ayudar a mantener el equilibrio de nutrientes y microorganismos en el compost.

3. Temperatura adecuada

Es importante mantener la temperatura adecuada en el compost. La temperatura entre 55 y 65 grados Celsius ayuda a matar los patógenos y otras sustancias tóxicas presentes en el estiércol y otros materiales orgánicos.

4. Tiempo de almacenamiento

Es importante permitir el tiempo adecuado de almacenamiento para el compost. El compost necesita estar almacenado durante al menos 2 a 4 semanas antes de ser utilizado para permitir la finalización del proceso de compostaje. Ahora que hemos hablado sobre algunos de los cuidados al hacer compost con estiércol de animales, vamos a ver cómo podemos hacer compost con estiércol en casa.

Paso 1: Obtener el estiércol adecuado

El primer paso para hacer compost con estiércol de animales es obtener el estiércol adecuado. Como ya mencionamos, es importante seleccionar estiércol que haya estado almacenado durante al menos 6 meses para asegurarnos de que no contenga patógenos o sustancias tóxicas. El estiércol puede provenir de diferentes animales, como vacas, caballos, ovejas, conejos, gallinas, entre otros. Es importante considerar la fuente del estiércol, ya que algunos animales pueden ser alimentados con sustancias tóxicas que pueden afectar la calidad del estiércol.

Paso 2: Mezclar el estiércol con otros materiales orgánicos

El segundo paso es mezclar el estiércol con otros materiales orgánicos para crear la mezcla adecuada para el compost. Es recomendable mezclar el estiércol con restos de plantas, hojas, ramas y otros materiales orgánicos. La proporción adecuada es de 1 parte de estiércol por 2 partes de otros materiales orgánicos. La mezcla debe ser colocada en un contenedor de compostaje o en una pila de compostaje.

Paso 3: Mantener la mezcla húmeda y aireada

El tercer paso es mantener la mezcla húmeda y aireada para permitir la actividad de los microorganismos y el proceso de compostaje. Es importante mantener la mezcla húmeda, pero no empapada, para facilitar la actividad biológica. También es importante airear la mezcla regularmente para permitir la entrada de oxígeno y evitar la acumulación de gases tóxicos.

Paso 4: Mantener la temperatura adecuada

El cuarto paso es mantener la temperatura adecuada en el compost para matar los patógenos y otras sustancias tóxicas presentes en el estiércol y otros materiales orgánicos. La temperatura debe ser mantenida entre 55 y 65 grados Celsius. Si la temperatura es demasiado alta, es recomendable airear la mezcla y reducir la cantidad de estiércol. Si la temperatura es demasiado baja, es recomendable agregar más estiércol y otros materiales ricos en nitrógeno.

Paso 5: Almacenamiento y uso del compost

El quinto paso es permitir el tiempo adecuado de almacenamiento para el compost. El compost necesita estar almacenado durante al menos 2 a 4 semanas antes de ser utilizado para permitir la finalización del proceso de compostaje. Una vez que el compost está listo, se puede utilizar para fertilizar las plantas y mejorar la calidad del suelo. El compost se puede esparcir sobre la superficie del suelo o mezclar con la tierra en el momento de la siembra.

Conclusión

El compost es una práctica muy útil para la jardinería y la agricultura, ya que nos permite reciclar los residuos orgánicos y convertirlos en un recurso valioso para el suelo. Al hacer compost con estiércol de animales, podemos incrementar la cantidad de nutrientes y microorganismos benéficos en el compost. Es importante tomar en cuenta algunos cuidados al hacer compost con estiércol de animales para evitar la propagación de patógenos o sustancias tóxicas. Debemos seleccionar el estiércol adecuado, mantener las proporciones adecuadas, mantener la temperatura adecuada y permitir el tiempo adecuado de almacenamiento. Si seguimos estos cuidados, podemos hacer compost con estiércol de animales de manera segura y eficiente, mejorando la calidad de las plantas y del suelo en general.