docerosas.com.

docerosas.com.

Cómo hacer jabón natural con plantas aromáticas

Introducción

El uso de jabones naturales ha ganado popularidad en los últimos años debido a la preocupación por el medio ambiente y el bienestar de la piel. Los jabones industriales contienen productos químicos dañinos y preservativos que no son buenos para la piel y su eliminación al medio ambiente es un problema importante. Por esta razón, aprender a hacer jabones naturales con plantas aromáticas puede ser una excelente alternativa para aquellos que quieren cuidar su piel y reducir su impacto ambiental.

La elección de las plantas aromáticas

Hay una gran variedad de plantas aromáticas que pueden ser usadas para hacer jabón natural. Lo importante es elegir plantas que tengan propiedades curativas y beneficiosas para la piel, además de un aroma agradable. Algunas de las plantas aromáticas más recomendadas son:

  • Lavanda: esta planta es ideal para relajar y calmar la piel, además de tener un aroma muy agradable. Es un excelente ingrediente para jabones de baño.
  • Menta: la menta tiene un efecto refrescante y calmante en la piel, ideal para jabones de baño y exfoliantes.
  • Romero: el romero es conocido por ser revitalizante e hidratante para la piel, y su aroma es muy estimulante.
  • Aloe vera: esta planta es muy hidratante y con propiedades curativas, es ideal para pieles sensibles o con problemas de irritación.
  • Caléndula: la caléndula es conocida por sus propiedades curativas y calmantes para la piel, además de tener un aroma muy suave y agradable.

Es importante tener en cuenta que no todas las plantas aromáticas son adecuadas para hacer jabón natural, por lo que es recomendable hacer una investigación antes de elegir las plantas que desees utilizar en tu receta.

La preparación de los ingredientes

Antes de comenzar a hacer jabón natural, es importante tener todos los ingredientes preparados y las medidas exactas. Para hacer jabones naturales necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Aceite de oliva: es el aceite base del jabón y proporcionará hidratación y suavidad a la piel.
  • Aceite de coco: es un excelente ingrediente para hacer espuma y dar una textura suave y cremosa al jabón.
  • Manteca de karité: este ingrediente proporcionará hidratación y suavidad adicional a la piel.
  • Hidróxido de sodio: el hidróxido de sodio es lo que convierte los aceites en jabón. Es un producto químico que debe manipularse con precaución.
  • Agua destilada: usar agua destilada en lugar de agua del grifo garantizará que no haya impurezas ni productos químicos adicionales en el jabón.
  • Extractos de plantas: estos ingredientes son los que proporcionarán los beneficios curativos y aromáticos al jabón. Puedes usar extractos de las plantas que hayas elegido previamente.

Una vez que tengas todos los ingredientes, necesitarás una gran olla para mezclar todo y termómetros para asegurarte de que la temperatura de los aceites y el hidróxido de sodio sean los adecuados. Además, necesitarás moldes para el jabón y una batidora eléctrica o de mano para mezclar todo.

La receta para hacer jabón natural con plantas aromáticas

Aquí está la receta para hacer jabón natural con plantas aromáticas.

Ingredientes:

  • 280 gramos de aceite de oliva
  • 140 gramos de aceite de coco
  • 70 gramos de manteca de karité
  • 88 gramos de hidróxido de sodio
  • 235 ml de agua destilada
  • 30 ml de extracto de lavanda

Instrucciones:

  1. Usando un termómetro, mide la temperatura del aceite de oliva, el aceite de coco y la manteca de karité en una olla grande. Una vez que la temperatura de los aceites y la manteca es de 42 grados Celsius, coloca la olla en el fuego y calienta hasta que llegue a esta temperatura.
  2. Mide el hidróxido de sodio en un recipiente y agrega el agua destilada en otro recipiente. Usa guantes de goma y gafas de seguridad para manipular cuidadosamente el hidróxido de sodio y el agua destilada. Agrega el hidróxido de sodio al agua y mezcla cuidadosamente para disolverlo por completo.
  3. Usando un termómetro, mide la temperatura del hidróxido de sodio, asegurándote de que esté a la misma temperatura que los aceites y la manteca. Luego, vierte lentamente el hidróxido de sodio en los aceites y la manteca, revolviendo constantemente con una batidora hasta que estén completamente mezclados.
  4. Agrega el extracto de lavanda a la mezcla y continúa batiendo durante unos minutos hasta que la mezcla tenga la consistencia de la masa.
  5. Vierte la mezcla en los moldes para el jabón y déjalo reposar durante 24 a 48 horas hasta que se solidifique.
  6. Desmolda el jabón y deja que se cure durante al menos dos semanas antes de usarlo.

Conclusión

Hacer jabón natural con plantas aromáticas es una excelente alternativa para aquellos que quieren cuidar su piel y reducir su impacto ambiental. Es importante elegir plantas que tengan propiedades beneficiosas para la piel y un aroma agradable. Además, es fundamental tener todos los ingredientes preparados y seguir cuidadosamente la receta para hacer un jabón seguro y efectivo.