docerosas.com.

docerosas.com.

Cómo hacer una corona con flores secas

Las coronas de flores son un elemento muy popular en la decoración, especialmente en ocasiones como bodas, comuniones, bautizos, entre otras. Pero no es necesario que haya una celebración para usarlas, también pueden ser una excelente opción para darle un toque de frescura a cualquier espacio de la casa. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer una corona con flores secas.

Materiales

- Anillo de alambre (preferiblemente de 30 cm de diámetro)
- Alambre delgado
- Pinzas
- Variedad de flores secas (pueden ser rosas, margaritas, lavanda, eucalipto, entre otras)
- Cinta floral

Paso a paso

1. Lo primero que debes hacer es cortar algunos pedazos de alambre. Estos serán los que te ayuden a sujetar las flores al anillo de alambre. Puedes cortarlos de diferentes tamaños para que puedas ajustar la altura de las flores que quieras usar.

2. Una vez que tienes los pedazos de alambre, envuelve un extremo del mismo alrededor del anillo de alambre y enrosca el otro extremo para crear un pequeño gancho.

3. Toma una flor seca y colócala en el gancho que acabas de crear, asegurándote de que esté bien sujeta. Puedes usar una pequeña cantidad de cinta floral para fijarla aún más si lo consideras necesario.

4. Para la siguiente flor, usa otro pedazo de alambre delgado y colócala en la posición que desees en la corona. Repite este paso con todas las flores que deseas usar.

Consejos

- Es importante que busques una variedad de flores secas para darle variedad y color a la corona.
- Para que la corona tenga un aspecto más natural, coloca las flores de manera que parezca que están creciendo juntas.
- Si quieres darle más textura, puedes usar diferentes tipos de follaje seco como la lavanda, eucalipto o incluso ramas secas.
- Puedes personalizar la corona con elementos como lazos, cristales, plumas o cuentas.

Cómo cuidar una corona con flores secas

Una vez que hayas creado tu corona con flores secas, es importante cuidarla adecuadamente para que dure el mayor tiempo posible.

- Evita exponer la corona a la humedad, ya que esto puede hacer que se pudra. Mantenla en un lugar seco y fresco.
- Si la corona se ensucia, puedes cepillar suavemente las flores secas para quitar el polvo o la suciedad. También puedes usar un secador de pelo a baja temperatura para quitar la suciedad.
- Si alguna flor se desprende del anillo de alambre, no te preocupes, simplemente vuelve a amarrarla con un pedazo de alambre.
- Si deseas guardar la corona para usarla en otro momento, colócala en una bolsa de plástico y mantenla en un lugar seco y bien ventilado.

En conclusión, hacer una corona con flores secas es un proceso sencillo, pero que requiere cuidado y atención. Una vez que hayas terminado, podrás disfrutar de un hermoso adorno que agregará frescura y vitalidad a tu hogar. ¡Manos a la obra!