docerosas.com.

docerosas.com.

Jardines pequeños pero con mucho encanto

Los jardines pequeños pueden ser un gran desafío para muchos amantes de la jardinería. A menudo nos encontramos con un espacio limitado con el que trabajar y sin saber por donde empezar. Sin embargo, con un poco de planificación y creatividad, es posible crear un jardín pequeño pero lleno de encanto. En este artículo, te enseñaremos como hacerlo paso a paso.

Empezando

Antes de empezar, es importante tener una idea clara de cómo deseas que sea tu jardín. ¿Quieres un jardín lleno de color? ¿O más bien un jardín de estilo contemporáneo con líneas limpias y elegantes? ¿Quizás prefieres un jardín zen con un ambiente relajante? Una vez que hayas decidido el estilo, empieza a planificar la distribución y los elementos clave como los caminos y los puntos focales.

Diseñando el espacio

En un jardín pequeño, es importante aprovechar al máximo el espacio disponible. Una técnica efectiva es dividir el espacio en diferentes áreas, por ejemplo, una zona de estar con una mesa y sillas, una zona de césped y una zona de plantas. Utiliza bordes y separadores para delimitar cada zona y usa plantas como separadores naturales. Un camino bien diseñado puede ayudar a crear una sensación de orden y proporción en un jardín pequeño. Asegúrate de que los caminos sean de ancho suficiente para entran en ellos con facilidad. Pueden ser de materiales como madera, piedra o grava, dependiendo del estilo que hayas elegido.

Crea un punto focal

Un punto focal es un elemento que atrae la atención de quien observa el jardín. Puede ser una escultura, una fuente, una planta llamativa o incluso un árbol. Un punto focal ayuda a crear proporción y equilibrio en un jardín pequeño.

Sé creativo con las plantas

El uso estratégico de las plantas puede hacer que un jardín pequeño parezca más grande. Planta arbustos altos o plantas trepadoras cerca de los bordes y paredes, para crear una sensación de profundidad y perspectiva. Las plantas colgantes pueden ser una forma efectiva de añadir verde y color al espacio, sin ocupar demasiado espacio en el suelo. Planta también diferentes tipos de plantas y utiliza una variedad de texturas y colores para añadir interés visual al jardín. Pero recuerda no sobrecargar el jardín, un jardín pequeño puede parecer más abarrotado con demasiadas plantas.

Añade elementos decorativos

Los jardines pequeños pueden tener mucho encanto con la adición de objetos decorativos que se integren en el diseño. Pueden ser elementos naturales como una roca o elemento hecho por el hombre como una escultura. También puedes utilizar elementos de iluminación como farolas y luces para añadir un toque de ambiente y hacer el espacio utilizables por la noche.

Listado de Plantas para jardines pequeños con encanto

  • Arce japonés: Pequeño árbol de hoja perenne con hojas rojas vibrantes en otoño.
  • Bergenia: Una planta resistente que puede sobrevivir en muchas condiciones, con flores rosadas y hojas grandes y brillantes.
  • Lupin: Una planta resistente con flores en espigas de morado, rosa, rojo o blanco.
  • Heleboros: Conocida como rosa de Navidad, florece a principios de año, con flores en forma de taza y en tonos de rosa, blanco y púrpura.
  • Campanula: Una planta perenne con un largo período de floración, con flores en forma de campana en tonos de azul, rosa y blanco.
  • Verbena: Una planta de floración perenne que produce flores en tonos de rosa, lila y blanco, con un aroma agradable.
  • Iris: Una planta resistente con flores grandes y vistosas en tonos de morado, azul y blanco.

Conclusion

Crear un jardín pequeño pero lleno de encanto puede ser un gran desafío, pero con un poco de planificación y creatividad, cualquier espacio puede ser transformado en un oasis verde. Desde la planificación del diseño y los elementos clave hasta la elección de plantas y añadiendo elementos decorativos, un jardín pequeño puede ser tan impresionante como uno grande. Sigue estos consejos y en poco tiempo podrás disfrutar de tu propio espacio verde con encanto.